Gerlachovsky-stit_uvod

Vetusta – Subida al Pico de Gerlachovský štít, 2654,4 msnm

Nuestro pico más alto es el más popular en toda Europa. Es el pico más alto no sólo de los Tatras de Eslovaquia y Polonia, sino también de todo el arco de los Cárpatos. Su altura conocemos ya desde el siglo 19 cuando lograron asignarla. Se sitúa en el codo central-sur de los Tatras y es típico por su dentada cresta, inclinada en una direción norte-sur. Termina con su típica Caldera de Gerlach, según la cual es posible la identificaión de este pico desde lejos.

Hasta los años 70 se podía subir a este pico por la ruta verde que fue abierta para todo el mundo. En la actualidad, el acceso es posible sólo con un guía profesional de montaña que superó las pruebas y obtiene el certificado para poder guiar por las rutas no marcadas al Pico de Gerlachovský štít, al de Lomnický, al de Ľadový, a Vysoká… En verano, en julio 2011, visitaron a los Altos Tatras los miembros de un club español de montañeros, Grupo Montañero Vetusta, Oviedo. Este club no es el único de Oviedo. En esta cuidad hay 22 clubs de montañeros, pero el G.M. Vetusta es el más grande de ésta con su número de miembros aproximadamente unos 400. Oviedo puede compararse con nuestra cuidad de Košice que tiene unos 224 000 de habitantes. Es la capital del Principado de Asturias que se encuentra en el norte de España sobre la cornisa cantábrica. Pregunté al presidente del club, Bernardo de la Cuesta que significaba la palabra de Vetusta. Me enteré de que era el nombre que le asignó a la ciudad de Oviedo el escritor Leopoldo Alas Clarín en su famosa obra de La Regenta. El pico más alto de los Picos de Europa y de la Cordillera Cantábrica es la Torre de Cerredo (2648 msnm)y el más emblemático y conocido internacionalmente por sus verticales paredes es el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes. Este pico forma parte del escudo del club. Asturias entero es un terreno montañoso, similar al de Eslovaquia, también con su tiempo que es frío y húmedo, típico con sus nieblas.

Los Tatras de Eslovaquia fueron visitadas por 37 miembros del club que fueron alojados en el Hotel Slovan en Tatranská Lomnica. La edad de los miembros fue de los 27 a los 81 años y tengo que decir que no os encontraréis tan fácilmente con unos turistas cómo éstes. Un señor de 81 años os va empujando metafóricamente adelante y hay que frenarlo para que no os huiga de la excursión. La expedición entera fue dividida en 2 grupos. Cada uno fue guiado por un guía. A un grupo lo guié yo, con mi intérprete Liliana, al segundo grupo lo guió un guía de montaña del Paraíso Eslovaco, Vlado Mucha. Cada grupo tuvo mínimo 2 emisoras y cada día superaba de forma segura y bien los valles de los Tatras, los collados y los picos. Aunque no hizo buen tiempo, el 1 y el 2 de julio nevó en los Tatras, nuestros españoles no se espantaron. La sonrisa en sus caras no desapareció ni siquiera un día durante los 10 de su estancia en los Tatras, aunque estaba lloviendo 9 días y hubo días cuando llovió o nevó todo el día en pequeños intervalos. Por eso hay que dar muchísimas gracias de mi parte a los miembros del club a Bernardo, Carlos, Valentín, Rodrigo, Jesús, Luis, Concha, Ana Margrita, Pili, Mary, Joaquín, Carmina, Juan, Selina, Ramón, Pilar, Daniel, Josefina, Pedro, Marisa, Miguel, Germán, Flor, Nieves, Eladio, José Luis, Angeles, Montse, Victoria, Olga, Estrella, Dolores, Tita, Fermín, Maruja, Tomás, Conchita, Mercedes, Fernando, Carmeli.

La mayoría de los miembros tuvo 60 hasta 70 años, pero físicamente tuvieron más fuerza que un normal eslovaco de 40 años. Entonces, eso que andan toda su vida es muy efectivo. El primer día en los Tatras fuimos por Svišťovka hacia el Lago de Zelené y a Biela Voda, los próximos días a los Valles de Veľká y de Malá, Kriváň, los Valles Mlynická y Furkotská…
La excursión principal fue la subida al Pico de Gerlachovský. Esperamos a que hagase mejor tiempo, vimos las predicciones cada día, los meteógramos, los satélites europeos, pero no quería hacer buen tiempo. Al final elegimos el día de 4 de julio. Las predicciones parecían ideales, en el refugio de Sliezsky Dom pedimos a los guías y esperamos al día D.
Catorce españoles decidieron subir a Gerlach, entre ellos también los mayores. Cinco guías nos estaban esperando a las cinco de la mañana en el refugio de Sliezsky Dom, a las 6:00 salió el último grupo. El tiempo parecía bueno, por lo menos por la mañana – hacía sol.

Todos fueron por el clásico camino por arriba de las cascadas por el valle Velivcký žľab y la Torre de Kvetinová, fue 8:20 cuando el grupo de Bernardo estuvo debajo de la cima. Bernardo estaba apuntando toda la excursión con su GPS y luego la pasó al ordenador. El camino está en varias partes asegurado con clavos de gancho y escaleras, a todos les dieron cascos y banquillos, por supuesto hay que ir abrigado bien, una cazadora impermeable, guantes y un gorro de invierno. Al principio hacía falta protector solar para que no nos dañen los rayos del sol, pero al final no lo necesitamos, porque el Gerlach desde el valle de Velický žľab se tapó con las nubes, con la niebla, que fue como leche y hasta el último momento fue imposible ver la cruz metálica en la cima misma. A las 10:00 horas el grupo de Bernardo alcanzó la cima del pico. Todo fue como lo habíamos planeado, salvo el sol. No hacía sol ni tampoco tuvimos vista del punto más alto de los Cárpatos. La montaña decidió que no nos mostraría su alrededor. ¿Qué hacer? Quizás alguna otra vez. Después de un corto descanso tuvimos ir volviendo, muchas veces bajar es más difícil que subir. Fuimos por un bien asegurado camino al valle de Batizovský žľab (12:50) y a las 13:30 el grupo estuvo en el Lago de Batizovské. Desde allí quedan otros 2 kilómetros y medio hasta el final de la excursión, al refugio de Sliezsky dom. Aquí vino el autobús a por los turistas y los llevó a Tatranská Polianka. En coche o en microbús podéis llegar aquí sin problemas. El precio por un guía son 240 euros/3 personas, por el microbús se paga particularmente, 10 euros el viaje de ida y vuelta.

Te adjunto unos link de los Hermanos Pou (Iker y Eneko) son unos escaladores de lo mejor del mundo y abrieron una vía de escalada denominada “orbayu” que aún no repitió nadie debido a su dificultad. Es por la cara Oeste y se ve el Picu de otra forma, como en la foto adjunta que marca su itinerario de escalada.

www.elpais.com

www.pouanaiak.com

En este otro link puedes leer lo que te contaba de su denominación y su historia de escaladas.

es.wikipedia.org